Un tomate único

ADORA, es el nombre de un tomate que no es como los demás. Es también la palabra que utilizamos una vez que lo hemos probado.

El tomate ADORA nos invita a vivir una experiencia sensorial única.

A primera vista, su aspecto y su forma sorprenden. No estamos acostumbrados a ver este tipo de tomate a la venta. Tras la sorpresa inicial llegan las ganas, ADORA atrae y despierta nuestra curiosidad. Su original color impresiona.

Al tacto, ADORA seduce por su equilibrio entre tierno y firme, así como por su forma de tomate Marmande auténtico. Cuando lo partimos en dos, apreciamos aún más la originalidad y la intensidad de su color.

Degustarlo es un momento mágico y especial, ADORA es una explosión de sabor y conquista el paladar de los gourmets. Su piel carnosa despierta nuestras papilas y su gusto intenso y su dulzura permanecen en la boca, invitándonos a repetir esta experiencia sensorial única.

Un tomate procedente de Regiones tradicionales de producción.

El tomate ADORA se cultiva gracias al saber hacer de apasionados productores en regiones de producción tradicional españolas e italianas, como el Parque Natural de Cabo de Gata en Andalucía o el sur de Sicilia.

Los productores de ADORA se comprometen a respetar unas condiciones de cultivo específicas que garantizan la comercialización de frutos de calidad superior a lo largo de la temporada.

60 años de saber hacer

 ADORA nace de 60 años de saber hacer dedicados a la creación de variedades de tomates Marmande tradicionales. Digno heredero de variedades cultivadas y consumidas en las regiones mediterréneas de producción, ADORA se beneficia de las cualidades intrínsecas de las variedades antiguas, presentando un color original, una forma atractiva y un gusto intenso que lo diferencian sin comparación del resto de tomates.

ADORA no es igual, es único.